Reportajes - Doncos de noche

   
Doncos de noche

       Doncos por la noche también existe. Cuando todo el mundo se encuentra descansando después de las duras jornadas de trabajo, y sólo se mueven por el pueblo los jabalíes, las raposas, los perros y los gatos, también existe paisaje, aunque sea un poco más difícil de ver. Nada como dejar que la cámara de fotos haga. Salen ciertamente un poco psicodélicas, pero cualquiera que tenga una cámara y curiosidad, sabe como sacar estos colores partiendo de una noche totalmente oscura.

    
Vista general
    La forma de obtenerla es sencilla, pero resulta totalmente imprescindible contar con un trípode.

La iglesia
     Parece de día, pero el foco que alumbra la fachada de la iglesia nos delata. La luna se ha convertido en sol, y el campo que a simple vista veíamos totalmente negro, se vuelve verde. Incluso los objetos proyectan su propia sombra, imperceptible a simple vista.

Desde las alturas
    Si hacemos un poco de senderismo nocturno y tomamos altura, aparece el pueblo entero con todas sus casas.

El reloj
    A algunos no les deja dormir, pero la mayoría acaba acostumbrándose a que el reloj cumpla su función, y nos informe de la hora durante todo el día... y toda la noche.

Un árbol
     También nos podemos acercar a un árbol y aprovechar la luz que nos brinda una simple farola. Eso si, con un pizco de niebla nocturna y un buen abrigo para protegernos del frío y la humedad.

             

Subir